Alejandro Aguilar Soria

Miembro del Jurado del 87 Salón de Otoño de la AEPE

¿Qué te ha parecido el nivel de este año?

Buen nivel, interesante, con propuestas serias a tener en cuenta.

Como figura importante en el mundo del arte, ¿Qué te parece el Salón de Otoño? ¿Te parece una lanzadera artística?

Me parece un clásico en la temporada expositiva del otoño. Es un punto de referencia, y además marca siempre la temporada, sirve como bastión. Mucha gente asociamos el año académico artístico con el Salón de Otoño. Es así de familiar ya para los artistas.

¿Crees que en esta edición del Salón de Otoño se pueden ver las últimas tendencias artísticas?

Creo que sí, se pueden ver tendencias. Todas no, pero sí que hay un abanico amplio en la que hay muchas representadas, tanto técnico como estilístico.

¿Qué aporta el Salón de Otoño a los artistas?

Estabilidad. Al fin y al cabo, es un escalón más, porque forma parte del tejido curricular artístico de cualquier creador y artista, un estímulo que cualquiera queremos tener y atesorar. El Salón de Otoño es uno de los certámenes con más historia, por lo tanto, a la vez que sirve de referente, sirve también para ver la proyección del artista. Por ello, creo que es una plataforma imprescindible para que el artista pueda mostrar su obra, sobre todo para los más jóvenes, extremadamente interesante.