Conferencia “Arte, Artista y Sociedad”

La carrera artística de Antonio Zarco se inicia en 1947, cuando ingresa en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid. Tras pasar por la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, su obra temprana se caracteriza por su paleta sobria y por una temática próxima a la crónica de costumbres. En 1960, gracias a una beca de la Fundación Juan March, viaja a Venecia, donde estudia la técnica del fresco con Bruno Saetti. En 1961 obtiene el Gran Premio de Roma. Alterna sus estancias en la ciudad del Tíber con continuos viajes por toda Europa, como consecuencia de los cuales se enriquecen el color y los empastes de su pintura. A su regreso a España, continúa trabajando con óleos y frescos, retratando parajes condenados a desaparecer, que están a medio camino entre lo urbano y lo rural. Se inicia en la docencia y comienza su producción gráfica, ya sea mediante aguafuertes, como los que ilustran La Busca, de 1977, o mediante lino-xilografías, como las que ilustran textos de Cervantes, del mismo año. En la década de 1980 amplía sus horizontes introduciendo elementos fantásticos en su obra, como la yuxtaposición de imágenes o los planos forzados. Sus paisajes se abstraen mediante el uso de colores discordantes, bajo un tamiz suave, gastado, en una evolución que continúa hasta la actualidad.image001 image002