Tomás Paredes

Miembro del Jurado del 87 Salón de Otoño de la AEPE

¿Qué te ha parecido el nivel de este año?

Dadas las circunstancias, muy bueno. Quiero decir que con esta irregularidad de todo, ha habido menos aportación y proporcionalmente, cuando hay menos aportación, varía la calidad, y dentro de esta situación creo que el nivel es muy salvable y está bastante bien.

Como figura importante en el mundo del arte, ¿Qué te parece el Salón de Otoño? ¿Te parece una lanzadera artística?

Siempre ha sido importante, porque el Salón de Otoño no es una cuestión de ahora, son 87 ediciones y siempre es importante exponer, y ahora precisamente creo que es más importante que nunca poder hacerlo, sobre todo cuando el resto de la cultura se ha parado, que el Salón de Otoño siga adelante es un gran triunfo.

¿Crees que en esta edición del Salón de Otoño se pueden ver las últimas tendencias artísticas?

No creo que sean todas las tendencias. Creo que es un concurso de pintura y escultura, pero dentro de la pintura, sí que hemos visto diferentes formas de realizar pintura. Pero creo que es suficiente para lo que aporta el Salón de Otoño.

¿Qué aporta el Salón de Otoño a los artistas?

A los artistas les aporta mucho. Les aporta la posibilidad de concurrir, la posibilidad de exhibir su obra y la posibilidad de ser premiado, de tener una medalla y ser distinguido de alguna forma; todo lo que se aporte al arte es siempre una bendición.