Javier de Mendoza instala tres esculturas en Roma

La instalación escultórica ARTE DA STRADA PER STRADA 

es original del escultor barcelonés afincado en Roma

 

El joven socio Javier de Mendoza nos relata en primer persona esta gran aventura.

El domingo 12 de julio se realizó una instalación escultórica en el característico barrio de San Lorenzo de la capital italiana, Roma. El propósito de esta acción es devolver a este barrio lo que él me ha aportado a mí como artista: la inspiración que ha surgido tras vivir en él durante un año y confinado durante meses. Es un proyecto de arte, surgido de la vida en la calle, que es devuelto a las mismas calles que le dieron forma.

Situé tres esculturas en tres lugares determinantes en la concepción de esta Instalación:

OBRA 1: “Tuerto”

Retrata a un hombre ausente, con la cara corroída por el alcohol y una vida autodestructiva. Ciego de un ojo, con apenas fuerza para mantener la cabeza erguida y con la mirada perdida, una mirada que atraviesa y que carece de alma

Ubicación: Largo degli Osci

Es el epicentro de los bares de copas, donde es común tropezarse con personajes altamente embriagados que gritan, o que, por el contrario, apenas ven por dónde caminan.

 

OBRA 2:

“Portero de discoteca”

 

Es un personaje agresivo y desafiante, con la mirada fija en sus objetivos, intimidante y violento. Retrata a un portero de discoteca, bajo la cárcel de la droga y el mundo de la noche, siempre buscando la oportunidad de crear o participar en un altercado.

Personaje muy característico de esta plaza.

Ubicación:  Piazza dell’Imaccolata

En este lugar es frecuente cruzarse con vendedores de droga, o con personajes a la búsqueda de incautos a los que robar

 

OBRA 3:

“Mujer de la pastilla”

 

Es el busto de una mujer que durante su juventud adoptó un estilo de vida imposible de mantener, una mujer presa de los vicios y de la mala vida, en constante búsqueda de cualquier cosa con la que “colocarse” para calmar la ansiedad de las adicciones que condicionan toda su vida. Es el retrato de alguien que pide ayuda a gritos, pero que no se deja ayudar, con una mirada destrozada y devastada que no ve más allá de las siguientes 24 horas

Ubicación:  Piazza Dei Sanniti (Cinema Palazzo)

Aquí es común encontrar personas durmiendo en la calle, o drogadictos sentados en los bordillos, intentando resguardarse del paso de la gente

 

LA INSTALACIÓN

El proyecto combina una serie de esculturas, bustos de carácter romano clásico, pero que modifico aplicando a los personajes las características propias del entorno actual en San Lorenzo. La decadencia, la drogadicción, la vida de la noche, el camino a la perdición que algunos no consiguen evitar. Tiene en cuenta los factores culturales del pasado -el busto romano clásico-, los factores actuales que dan tema a la obra -la decadencia y la marginalidad-, y los factores futuros, su cualidad de obra efímera por los propios materiales empleados (yeso y resina) y por factores externos como el vandalismo y la destrucción de la obra que, probablemente, será llevada a cabo por los mismos personajes a los que retrato. Y son precisamente esas consecuencias las que dan sentido al proyecto y hacen que se cierre el círculo: nace a raíz de los personajes a los que se retrata, es un regalo para ellos y serán ellos mismos los que, probablemente, los destruyan con el tiempo.

Los tres bustos fueron colocados sobre peanas de hormigón compuestas por bloques, con una altura de 130 cm., sobre los que se colocará cada escultura. Se ubicarán en las tres zonas del barrio más frecuentadas por la decadencia, el alcoholismo y la vida nocturna. Toda la instalación correrá de mi cuenta, sin pasar por la administración: ARTE GRATIS que regalo como artista, sin ningún tipo de beneficio económico por ello. Tan solo devolverle al barrio lo que es del barrio.

El montaje de las obras se realizó el domingo 12 de julio en pleno día, vestido de albañil y simulando trabajos de obra pública. El barrio será el que decida hasta cuando permanecerán.

San Lorenzo era un barrio decadente y degradado por la delincuencia y la pobreza, en el que aún se pueden ver las huellas de los bombardeos de la II Guerra Mundial. Pero también ha sido cuna del PCI, de movimientos estudiantiles, del cine Palazzo y de sus reuniones sindicales, del pastificio Cerere que más tarde se convertiría en la Escuela San Lorenzo y, más tarde aún, en hogar de artistas que desarrollan sus creaciones entre sus muros. Hoy día San Lorenzo está ligado a la vida artística y estudiantil. Sus calles están frecuentadas por alumnos de la Universidad romana La Sapienza y de la RUFA (Rome University of Fine Arts), que han ido llenando los pisos de este barrio y lo han transformado, dotándole de una nueva vida, que yo he compartido durante este último año.

A todos esos aspectos es a los que está ligado este proyecto: la decadencia, la vida en el barrio, la juventud y la forma en la que yo, como artista y como residente, me intereso por la belleza encontrada en todo aquello que representa y que le da a estas obras un contexto y un carácter específico, que jamás hubieran tenido en cualquier otro barrio de la ciudad. Durante un año he vivido en estas calles como estudiante de Erasmus y esas mismas calles son las que han inspirado mi obra. Por eso, el propósito de este proyecto instalativo es devolver a San Lorenzo lo que lo que él me ha dado a mí: la inspiración que surgió al vivir en sus calles. Son por lo tanto obras para los personajes más desfavorecidos de la sociedad, un monumento que recuerda que no todo es grandeza y poder, que la decadencia de las grandes ciudades existe y que no se puede ocultar que la forma de vida actual crea personajes como los retratados en mi proyecto.

Arte surgido de la vida en la calle, que es devuelto a las mismas calles que le dieron forma.

EL ARTISTA

Soy de Barcelona y me trasladé a Roma hace casi un año, con una beca Erasmus, para cursar el último año de la carrera de Bellas Artes en la RUFA (Rome University of Fine Arts). Pero durante estos meses todo se ha puesto en contra para proseguir con los proyectos que empecé: el COVID, la cuarentena, el aislamiento total… Muchos renunciaron y regresaron a España, a sus casas, con su familia. Sin embargo era algo que yo no podía hacer, no podía abandonar todo aquello por lo que vine a esta ciudad, olvidarme del sueño de un joven escultor que llega a la ciudad de la escultura. Así que he aprovechado estos meses de confinamiento para volcarme con más intensidad en mis los proyectos y en el arraigamiento de las obras a su destino final y su propósito. He elegido seguir creando y producir obra contra todos los problemas planteados por esta crisis; esa es la clave en el desarrollo de esta idea: aprovechar el tiempo de clausura impuesto para  hacer algo relevante para la ciudad y para el barrio, en un periodo artístico en el que se ha dejado atrás el arte como objeto de decoración exclusivamente para la burguesía y se ha iniciado una etapa en la que se comparte y se usa como herramienta política de opinión y de reivindicación.

Por eso la administración no puede formar parte de este proyecto. Por eso es arte de la calle para la calle, ARTE DA STRADA PER STRADA

Soy JAVIER DE MENDOZA, un joven escultor de Barcelona, en el inicio de su carrera artística y con un curriculum aún corto. Pero en el que puedo destacar haber sido seleccionado con mi obra “Luigi” para el Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura de este año 2020, el pasado mes de marzo, en Madrid. La obra se iba a exponer en el centro “Casa de Vacas” del Parque del Retiro madrileño, exposición que tuvo que cancelarse apenas iniciada por la pandemia y las medidas de confinamiento.

Video de la instalación y más:

https://drive.google.com/file/d/1ekZNUjVkstA9vkCvvp5jR0o8sYpzazrq/view?usp=drivesdk