Javier Sierra, distinguido como Socio de Honor de la AEPE

El periodista, autor superventas y Premio Planeta de novela Javier Sierra, colaborador habitual de la AEPE, recibió el pasado día 7 de noviembre de 2019, el título de Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores, en el marco de la inauguración del 86 Salón de Otoño que organiza esta centenaria entidad, el certamen artístico más antiguo y prestigioso de todos los que se convocan en España.

Al acto, que tuvo lugar en la Casa de Vacas del madrileño Parque del Buen Retiro, asistieron multitud de personalidades artísticas, el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, acompañado de su Junta Directiva, los miembros del Jurado como Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE y artistas de la talla de Alejandro Aguilar Soria, Ricardo Sanz, José Vicente Moreno Huart, Tomás Paredes… autoridades municipales y público en general.

El escritor recogió la placa y el diploma acreditativo de su distinción, de manos de José Gabriel Astudillo, Presidente de la AEPE, y del Vicepresidente de la AEPE, Juan Manuel López-Reina

 

El galardón lo presentó la Secretaria General de la AEPE, Mª Dolores Barreda Pérez, quien procedió a la lectura del acta en la que se recoge que:

“La Junta Directiva de la Asociación Española de Pintores y Escultores, reunida en sesión ordinaria el día 18 de junio de 2019, ha acordado por unanimidad conceder el título de SOCIO DE HONOR a Javier Sierra, cuya colaboración y estrecha amistad con la Asociación Española de Pintores y Escultores es cada vez más fuerte y comprometida.

“Periodista y escritor, cuyo perfil humano supera al profesional; hombre íntegro, sencillo, humano, servicial, humilde, atento, cuya sonrisa desencadena diplomacias inusitadas, y a quien como él mismo le gusta describirse, tiene como oficio el de curioso.

En reconocimiento a su amistad y ejemplaridad, a su enorme prestigio y por haber contribuido de modo relevante a la significación de nuestra entidad, apreciando las actividades que la asociación promueve y respondiendo a los objetivos fundacionales de fomentar las relaciones entre el mundo del arte y la creación.

Como muestra de nuestro agradecimiento por su continuo apoyo, acompañamiento y complicidad a la labor que desarrolla esta Asociación Española de Pintores y Escultores, y como reconocimiento a su trayectoria en el campo de la investigación y difusión del arte, destacando la contribución que con sus obras ha logrado, consiguiendo acercar el mundo del arte a millones de lectores de todo el mundo.

A todos los artistas, nos ha seducido además en un juego de intrigas y misterios del que es maestro, pero sobre todo, ha lanzado una especial invitación al mundo a visitar una de las mejores pinacotecas como es el Museo del Prado, con el que esta Asociación Española de Pintores y Escultores siempre ha guardado estrecha relación, ya que algunos de sus Presidentes, fueron también directores del mismo.

Que millones de personas descubran a través de su pluma obras de arte maravillosas bajo una nueva visión, es el gran legado que hoy agradecemos mediante este nombramiento que enorgullece no sólo a nuestra entidad, a nuestros Socios y amigos, sino a los artistas de todo el mundo.

Es de esta forma como queremos agradecerle que nos haya empujado a buscar el alma de cada artista a través de sus obras y haya hecho del arte una ventana a lo invisible, a lo verdaderamente valioso que alberga el ser humano.

Por todo ello, nos complace nombrar a Javier Sierra, Socio de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores”.

Después, Javier Sierra recogió de manos de José Gabriel Astudillo, Presidente de la AEPE, el diploma acreditativo y una placa, mientras resonaban los aplausos de un auditorio entusiasmado y que ha sabido valorar la labor que en el mundo del arte ejerce un escritor de su prestigio y lo que esto supone a nivel mundial.

Por su parte, Javier Sierra recordó las ocasiones en las que ha colaborado directamente con la centenaria entidad y valoró especialmente el esfuerzo que hace por seguir apoyando el mundo de la creación en España con unos antecedentes tan importantes e impresionantes.

Su especial colaboración con la Asociación Española de Pintores y Escultores comenzó en el año 2014, cuando en la sede social de la centenaria entidad, presentó por primera vez ante un público especializado, compuesto por pintores, restauradores, críticos de arte y artistas en general, la novela El Maestro del Prado.

Tal y como afirmó en su momento el propio Javier Sierra, era la primera vez desde que se publicó la novela, que se dirigía especialmente a un público formado principalmente por pintores, es decir, a aquellos que narran con sus lienzos las historias que él ha querido desentrañar en su libro, haciéndoles notar la importancia de cuanto pintan para todos aquellos que observan sus obras.

En el mes de junio  de 2014, la AEPE celebró una fiesta fin de curso, una jornada especial de puertas abiertas a la que acudieron los alumnos del Taller de Retratos, amigos, socios y artistas que quisieron realizar una gran sesión en la que pintaron a quienes quisieron posar para la ocasión, y en la que tuvimos un modelo de excepción como fue el conocido escritor y periodista Javier Sierra, quien mantiene una estrecha relación con la Asociación Española de Pintores y Escultores de colaboración y apoyo incondicional.

Pero hubo además otra sorpresa y es que la cadena de televisión Telemadrid, quiso vivir con nosotros la emocionante sesión y así lo plasmó en su Telediario de las 9, con un reportaje elaborado por la periodista Teresa Iborra, que acercó a todos los telespectadores la realidad del retrato en España.

Se da la circunstancia de que ésta fue la primera vez que la televisión entró en nuestra sede de la Calle Infantas. Bien es verdad que muchos otros actos organizados por la Asociación Española de Pintores y Escultores han salido ya en televisión, pero era ésta la primera vez que nuestra sede lo hacía.

Javier Sierra, que se mostró encantado de posar para tan variopinta concurrencia, hizo las delicias de los allí reunidos y estuvo, como ya es habitual en él, atento, amable, solícito y paciente, declarando sentirse “muy honrado” por hacer de modelo improvisado.

En septiembre de ese mismo año, Javier Sierra nos sorprendía al mencionar a la centenaria Asociación Española de Pintores y Escultores en el libro que acababa de ver la luz “La Pirámide inmortal”, el último libro de Javier Sierra en el que Napoléon se enfrenta a uno de los mayores deseos del hombre: la vida eterna. En 2002 Sierra publicó “El secreto egipcio de Napoleón”, pero en esta ocasión se trataba de una revisión completa, mejorada, de una reescritura de esa aventura, con una trama mejor y nuevos personajes.

La generosidad de su autor para con nuestra entidad, lo llevó a incluir el nombre completo de la Asociación Española de Pintores y Escultores en el apartado de Agradecimientos, en donde aparecen mencionados José Gabriel Astudillo y Mª Dolores Barreda como Presidente y Secretaria General respectivamente. Tal y como el autor nos comentó, podía haberlos mencionado a título individual y particular, pero preferió devolver así parte del cariño que siempre ha recibido por parte de los artistas y socios.

Javier Sierra contó para la edición de este libro con la colaboración especial de José Gabriel Astudillo, quien realizó cuatro dibujos de unos bajorrelieves, motivo por el cual aparece también en las primeras páginas del mismo.

Ya en marzo de 2015, Javier Sierra no dudó en aceptar la invitación de la AEPE para formar parte del Jurado del 50 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura, repitiendo su colaboración en las ediciones del 51, 52, 53 y 54 Premio Reina Sofía.

Javier Sierra (Teruel, 1971) no sólo es uno de los autores de ficción más traducidos de los últimos tiempos -en torno a una cuarentena de lenguas-, sino que es el único escritor español que ha conseguido trepar a la lista de más vendidos de The New York Times. Entró al ansiado top ten en 2006 con La cena secreta.

Experto del thriller de enigma histórico y autor de una decena de libros entre novela y ensayo, Sierra lleva más de una década demostrando con creces sus dotes de comunicador en radio y televisión, como tertuliano, colaborador habitual o incluso director de varios programas para la pequeña pantalla, siempre en torno al misterio y al pasado. Entre sus obras destacan además del citado best-seller La cena secreta (2004), las novelas El maestro del Prado (2013) y La pirámide inmortal (2014), sin despreciar su producción ensayística con gran aceptación por el gran público con títulos como La ruta prohibida y otros enigmas de la Historia (2007) y En busca de la Edad de Oro (2000).

Javier Sierra bien puede presumir de ser “profeta en su tierra”, ya que el pasado año recibió el título de Hijo Predilecto de Teruel, y este mismo año se inauguró un parque en su honor en el ciudad de Teruel, en el barrio de El Carrel en el que el escritor vivió entre 1978 y 1985, y como brillante colofón, desde septiembre de 2019, la biblioteca pública de la ciudad de Teruel se denomina Biblioteca Pública del Estado en Teruel Javier Sierra.

Con la entrega de esta distinción, la AEPE quiere reconocer así su especial implicación con una institución artística muy honrada de contar con amigos y colaboradores que tanto valoran el trabajo que supone haber capitaneado la labor artística de la España del siglo XX y haber logrado llegar renovada y actual al siglo XXI.

Javier Sierra, profeta en su tierra

Ayer descubrió una placa en el parque que ya lleva su nombre

El colaborador de la Asociación Española de Pintores y Escultores y periodista y escritor Javier Sierra, inauguró en la tarde de ayer la placa que da su nombre al Parque del Olmo, en el barrio del Carrel de la ciudad turolense que le viera nacer y en la que pasó su infancia.

La placa, que ha intentado aunar la estética de la típica cerámica de la ciudad de Teruel con la más formal representación de su imagen, gracias a un medallón en bronce obra del artista José Gabriel Astudillo López, resume en su texto un mensaje de su última novela El Fuego Invisible, con la que consiguiera el Premio Planeta 2017, sobre la identidad de los escritores, con un claro mensaje que invita a todos los paseantes a imitar su imaginación.

El texto completo de la placa reza así: “Este parque está dedicado a Javier Sierra, escritor turolense que vivió siete años en este barrio, entre 1978 y 1985. Aquí aprendió a mirar al cielo. ¡Hazlo tú también! “Los escritores son una especie de oteadores de lo invisible. Su trabajo, cuando es noble, consiste en actuar de intermediarios entre este mundo y los otros”. El fuego invisible. Premio Planeta de novela 2017”.

En este “emotivo acto”, como el propio escritor ha comentado, estuvo acompañado de la Alcaldesa de Teruel, Emma Buj, otros miembros de la corporación municipal y representantes de los vecinos del barrio del Carrel, de quienes partió la iniciativa  “debido a su buena trayectoria profesional, por lo que se hacía necesario hacerle un reconocimiento y dónde mejor que aquí, en el barrio donde él nació y pasó su infancia y parte de su juventud”, como explicaba Julio Pérez, presidente de la asociación de vecinos del Barrio del Carrel.

El Ayuntamiento de Teruel, atendiendo la propuesta vecinal, ha llevado a cabo los trámites necesarios para que ese parque incluya el nombre de Javier Sierra, Premio Planeta 2017 e Hijo Predilecto de la Ciudad de Teruel.

Por su parte, Sierra se mostró encantado con la iniciativa y reconoció que sentía una ‘profunda emoción, no sólo por el hecho de que den mi nombre a ese lugar sino porque allí aprendí algo que es fundamental en la vida de un niño: aprendí a montar en bicicleta’. Ese espacio de la capital turolense fue rehabilitado hace algo más de un año atendiendo una demanda vecinal para convertirlo en un parque con juegos infantiles y elementos de gimnasia para los mayores.
‘Esto me ha devuelto al barrio, me ha convertido otra vez en un chico de este barrio, y eso es maravilloso’, concluyó el escritor».

Javier Sierra recibe hoy el título de «Hijo Predilecto» de Teruel

El autor superventas Javier Sierra, colaborador habitual de la Asociación Española de Pintores y Escultores y ganador del LXVI Premio Planeta de novela 2017 con la obra “El fuego invisible”, recoge hoy, en un solemne acto, el título de “Hijo Predilecto de la Ciudad de Teruel”, localidad que le vio nacer,  que se celebrará en la iglesia de San Pedro.

El pleno del Ayuntamiento de Teruel aprobó por unanimidad el pasado 7 de mayo dicha distinción. En aquel momento, la alcaldesa, Emma Buj, destacó que este turolense ejerce como un excelente embajador de su ciudad, promocionando Teruel y ayudando en todo lo que puede “incluso en cosas que no se ven”. Buj también hizo referencia al reconocido prestigio profesional del último Premio Planeta, así como a su calidad humana. El cien por cien de las personas a las que se solicitó el aval para el nombramiento, en un total de 92, presentaron escritos apoyando la distinción.

Entre esos avales, figura el de la Asociación Española de Pintores y Escultores, que no dudó en aportar la experiencia que la centenaria entidad mantiene con el autor, en una cariñosa y entrañable carta que forma ya parte del expediente del nombramiento.

Al acto está invitada de forma especial la centenaria Asociación Española de Pintores y Escultores, que ante la imposibilidad de poder asistir, quiere sumarse así a las felicitaciones y múltiples muestras de cariño que sin ningún tipo de duda, hoy le llegarán.

José Gabriel Astudillo, Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, y Javier Sierra,

en la reunión del Jurado del 53 Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura que se celebró en febrero de 2018