confinARTE CONSEJOS DE LA AEPE mientras dura el confinamiento Medalla de Honor a Soledad Lorenzo

¿Te acuerdas del acto de entrega de la Medalla de Honor de la AEPE a la galerista Soledad Lorenzo?

#YoQuePintoEnCuarentena

#aepe

#aepemadrid

#confinARTE

#enterARTE

#pintura

#escultura

#arte

#YoMeQuedoEnCasa

#responsabilidad

 

 

Soledad Lorenzo recibió la Medalla de Honor de la AEPE

En un acto celebrado el pasado viernes en la sede institucional de la AEPE, la galerista de arte Soledad Lorenzo recogió la “Medalla de Honor”, que le fue otorgada de manos de su Presidente, José Gabriel Astudillo, en reconocimiento a su aportación extraordinaria al mundo del arte.

Repleta de asistentes, entre los que se encontraban numerosos socios y amigos, así como diferentes entidades colaboradoras de la Asociación Española de Pintores y Escultores, transcurrió un acto emocionado en el que a modo de introducción, la Secretaria General, Mª Dolores Barreda Pérez, realizó un perfil humano de la galerista, resaltando el homenaje espontáneo, nacido del corazón de todos los que forman la Asociación Española de Pintores y Escultores, y haciendo especial hincapié en los valores humanos que rodean a la persona de Soledad Lorenzo.

Soledad Lorenzo, que en algunos momentos se mostró nerviosa, emocionada y agradecida, y quiso corresponder haciendo un pequeño repaso, siempre desde su experiencia y su especial mirada experimentada, a la situación del arte actual, en la que destacó, no encuentra nada nuevo que la emocione especialmente.

Fueron muchos los amigos y admiradores que quisieron acompañar a Soledad Lorenzo en este acto, como el Director Gerente del Museo Thyssen, Evelio Acevedo, el Presidente de Down Madrid, Ignacio Egea, la Asesora de la Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Isabel Rossel, el representante del Concejal de Retiro, Antonio Pardo, el Director de El Taller del Prado, Francisco Molina, otros ilustres galardonados con la Medalla de Honor, como Rafael Botí Torres y Tomás Paredes Romero, además de los miembros de la Junta Directiva, Juan Manuel López Reina, Alicia Sánchez Carmona, Antonio Téllez de Peralta, Paloma Casado, Carmen Bonilla Carrasco, Fernando de Marta, Ana Martínez Córdoba e Itziar Zabalza.

El Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, hizo especial mención a las autoridades que han disculpado la asistencia al acto, haciendo especial hincapié en la llamada de la Casa Real, en la que S.M. la Reina Doña Sofía, Presidenta de Honor de la institución, y la Infanta Doña Elena, le rogaron hicera llegar su felicitación más cariñosa a la homenajeada.

Como en otras ocasiones, por lo entrañable de las palabras que a modo de introducción realizó Mª Dolores Barreda Pérez, palabras que emocionaron no sólo al homenajeado, sino a todos los asistentes, y por la encendida defensa de su perfil humano, reseñamos a continuación la intervención de la Secretaria General:

«Soledad Lorenzo es una de esas figuras imprescindibles a la hora de hablar del arte en España.

Como siempre les digo en estas ocasiones, pueden acudir a su página web para consultar su biografía, a los libros publicados sobre ella y su trabajo, a multitud de escritos en los que bucear y descubrir su vida.

Lo que me gustaría ofrecerles aquí es sólo unas cuantas pinceladas acerca de su persona, para que puedan hacerse una idea más amplia de su concepción del arte.

Soledad Lorenzo es menuda y meticulosa, paciente, elegante, una dama del arte en toda regla, una mujer hermosa y espigada que ha tenido que sufrir en su vida personal grandes estragos de los que la salvó el arte y el trabajo. Y aunque nunca ha sido coleccionista, a veces se quedaba con obras de artistas que creía eran importantes.

Tras su etapa de iniciación, montó su propia galería de arte, hoy ya mítica entre todos los que somos parte de este mundo, un proyecto que cerró, igual que cerraba una etapa de su vida, pasando página y reflexionando sobre lo logrado.

Fueron 40 años de galerista que, afortunadamente, han quedado plasmados en el libro “Una vida con el arte”, un proyecto elaborado por Antonio Lucas y Mariano Navarro, fruto del premio que la Fundación Arte y Mecenazgo le entregó en 2012.

Profeta en su tierra, ha sido reconocida también con multitud de premios y distinciones, como la de torrelavegense ilustre, la Medalla de Oro de las Bellas Artes, la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio…

Soledad Lorenzo aunque no lo sepa, ya posee una obra que la vincula a esta Asociación Española de Pintores y Escultores: se trata de la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid, una obra original realizada por el que fuera Presidente de esta institución centenaria, José Pascual Ortells López…

Hoy recibe otra Medalla, obra de otro de nuestros Presidentes, en este caso, de Fructuoso Orduña, con lo que ya serán dos las obras con las que se acerque a esta nuestra casa…

Siempre ha vivido sucesos y experiencias de manera natural y lógica, aunque desde una perspectiva de curiosidad e investigación.

Fascinada con la vida, cree firmemente en la idea de superación que todos llevamos dentro y nunca se queja por nada.

Desde sus inicios, ha trabajado con artistas vivos, de los que poder aprender y asimilar su creatividad y brillantez, que busca de forma incansable con una exquisita sensibilidad.

Cree que “la maravilla del arte es emocional e intransferible y la cultura es la base del progreso de la sociedad”.

En sus propias palabras, “su meta nunca ha sido el éxito, sino eludir el fracaso”.

Piensa que pese a la libertad de la que gozamos, no hablamos con libertad, pero sin embargo, si se pinta con libertad.

Trabajadora infatigable, es una persona fuerte, que parece haber encontrado la paz lejos de la angustia del fracaso.

Después de haber entregado toda su vida al arte y a los artistas, rodeada de arte en un entorno artístico y cultural único, desde su casa en el Madrid de los Austrias, contempla gustosa su imponente colección, depositada en el Museo Reina Sofía y sigue reflexionando acerca de la realidad cultural y artística de España, colaborando de una forma altruista, en actividades como la que hoy nos ocupa en la Asociación Española de Pintores y Escultores.

Ella mejor que nadie sabe y conoce los pesares de quienes dedican su vida al mundo del arte; ella, que ha aupado y encumbrado a grandes artistas contemporáneos.

Soledad Lorenzo representa todo aquello ya desaparecido y que tanto echa de menos el artista de hoy en día: el papel de un galerista profesional.

Las galerías actuales se limitan a alquilar sus espacios y confían toda la promoción y el márketing al propio artista, incapaz de cubrir todos los aspectos necesarios para poder desarrollar su carrera.

Ella no, porque ella se manejaba como auténtica intermediaria entre coleccionistas, críticos, comisarios, entre el artista y su obra.

Por eso Soledad Lorenzo significó un antes y un después en el mundo del arte. Ella entendió a los artistas, les guió por el difícil mundo de la creación y supo ponerse además en el lugar de sus clientes, seleccionando para ellos aquellas obras que mejor encajaban en su personalidad.

Soledad, que pese al nombre, nunca ha estado sola, ha entendido que pese a lo sobrevalorado que está el ideal de la belleza, el arte acompaña y reúne y en algunas personas con sensibilidad, como es su caso, es imprescindible en sus vidas, es una necesidad que nunca se agota.

Soledad Lorenzo valora el trabajo de los galeristas en su justa medida, como una profesión en la que el galerista presenta a los artistas que le emocionan y trabajan para que ambos puedan vivir de su trabajo.

Y todo eso es también, y en realidad, todo un arte que los pintores y escultores de todos los tiempos, valoran y echan hoy día mucho de menos.

Todo un arte, como digo, que cuenta con nuestra más profunda admiración por su trabajo y que hoy se ve así recompensada con la concesión de la Medalla de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores tan merecida».

Muchas gracias

 

A continuación, el Presidente entregó la Medalla de Honor a Soledad Lorenzo, quien la recibió emocionada y en las que sólo pudo agradecer el honor y declararse feliz por el hecho de estar allí, y saberse de verdad objeto de una atención tan especial.

Las palabras del Presidente fueron:

«Señoras y Señores, autoridades, queridos socios, amigos:

Bienvenidos a este humilde acto que, aunque no esté revestido de la solemnidad propia e institucional de una entrega habitual de premios, sí encierra en sí mismo, lo mejor de esta Asociación Española de Pintores y Escultores.

Libres así de rígidos protocolos, preparamos este acto con el cariño y el sentimiento de quienes rinden un sincero y emotivo homenaje a quien tanto ha hecho por el arte en España.

Hoy entregamos la Medalla de Honor de la Asociación Española de Pintores y Escultores y me corresponde a mí, como Presidente, el honor de materializarlo.

Un auténtico orgullo por la brillante trayectoria y excelente biografía de nuestra homenajeada, que ha sabido canalizar con tanto acierto su vocación, ayudando a artistas de diferentes estilos y técnicas, a encumbrarse en el siempre difícil mundo del arte contemporáneo.

Soledad Lorenzo los ayudó con su ejemplo hasta alcanzar el reconocimiento y la notoriedad, creando también ella misma, un ambiente propicio para ello, para la creación y transmisión del conocimiento, involucrando a toda la sociedad e invitándola a una labor de reflexión sobre la cultura que se ha visto fructífera y tremendamente positiva.

Y todo lo hizo guiada por su intuición y gracias a su inmenso talento, ese con el que se nace y que no puede aprenderse ni otorgarse alegremente; talento que en la antigüedad era una moneda, una medida de riqueza.

A todos nos viene ahora a la mente la parábola de los talentos, que nos sirve de reflexión para preguntarnos dónde han ido nuestros talentos y admirar lo bien que ha sabido Soledad Lorenzo gestionar los que ella descubrió.

Como todos ustedes saben, la Asociación Española de Pintores y Escultores nació en 1910. El Acta Fundacional la firmaron más de 180 grandes artistas de la época, con los que estoy seguro, Soledad Lorenzo se hubiera emocionado, porque hablamos de artistas como Sorolla, Cecilio Pla, Benlliure, Romero de Torres, Gutiérrez Solana, Miguel Blay, José Clará… y así una larga lista de, permítanme el término taurino, “primeras espadas” del arte.

Arte. Eso es lo que nos une, a Soledad Lorenzo y a esta Asociación Española de Pintores y Escultores, el arte de quienes hemos sabido crear el ambiente propicio para que se desarrolle el talento, reconocerlo, encumbrarlo,  y presentarlo a la sociedad para que lo aprecie.

Vivimos unos años convulsos, no sólo políticamente hablando. La pérdida del rumbo de la sociedad afecta a todos los ámbitos de la vida, y especialmente en lo que rodea al mundo del arte.

Por eso hay que reconocer a quienes como Soledad Lorenzo, como esta misma Asociación Española de Pintores y Escultores, luchan y apuestan por el talento, por quienes reclaman y valoran los talentos que hay en España.

Somos instituciones como la AEPE, como la propia Soledad Lorenzo, convertida ya en institución y leyenda, quienes creímos y seguimos creyendo en ellos. Porque creímos y seguimos creyendo en sus valores, en su vocación.

Y les arropamos con todo nuestro ejemplo. Un maravilloso ejemplo de más de 100 años, en nuestro caso, y un paradigma de profesionalidad como el que reúne Soledad Lorenzo, a quien hoy rendimos sentido homenaje.

Una consideración y un respeto que estoy convencido, Soledad sabrá apreciar porque viene expresamente de los artistas, aquellos a los que a lo largo de su vida tanto ha ayudado.

No es este un galardón pomposo o un título otorgado por altas instancias tan alejadas en la actualidad de la realidad patente y patética que vivimos. Es una sencilla muestra de consideración a quien ha sabido enamorarse del arte moderno, de parte de quienes lo están haciendo en estos mismos momentos, de los mismos artistas que ven con admiración a quien tanto ha luchado a lo largo de toda una vida, por ellos.

Un honor que concedemos a toda una vida de lucha personal y vicisitudes del espíritu, no por gloria ni por lucro, sino por hacer realidad algo que no existía.

Un reconocimiento con el que fomentar que entre todos aquellos que nos escuchan y se dedican a la misma lucha y afanes, haya alguno que algún día se pare aquí mismo, donde hoy se sienta Soledad Lorenzo, y vuelva a servir de ejemplo de tenacidad al servicio del arte y la cultura.

Los artistas, agradecidos, te honramos hoy y aplaudimos, expresándote nuestro más sincero reconocimiento».

Después, llegó el momento de compartir entre todos los asistentes, brindando y celebrando el momento.

 

 

El viernes 13 se entrega la Medalla de Honor a Soledad Lorenzo

El próximo viernes día 13 de diciembre de 2019, en la sede social de la Asociación Española de Pintores y Escultores, situada en la Calle Infantas, número 30, a las 19 h. tendrá lugar el acto de entrega de la Medalla de la AEPE a la galerista de arte contemporáneo española, referente indiscutible del mercado del arte en España en el último cuarto del siglo XX.

 

Soledad Lorenzo García (Torrelavega, Cantabria, 13 septiembre de 1937), pasó su infancia en su ciudad natal, pero por problemas políticos de su padre, Pedro Lorenzo Molleda (alcalde republicano de Torrelavega encarcelado durante la guerra civil), se trasladó toda la familia a Madrid, Zaragoza y posteriormente a Barcelona. Recibió de su ciudad natal en el año 2007 el título de Torrelaveguense Ilustre.

Soledad Lorenzo se quedó sin familia cuando aún era muy joven, una de las razones por las que entregó su vida entera al arte y a sus artistas, según sus propias palabras “la maravilla del arte es emocional e intransferible y la cultura es la base del progreso de la sociedad”.

Desde pequeña asistió con su padre a tertulias y exposiciones en Barcelona, lo que fomentó su amor por la pintura y por la escultura. Con seis años ya había posado para Joaquim Sunyer, miembro destacado del Novecentismo catalán.

Se casó en 1960 a los 23 años, vivió con su marido en Londres, ejecutivo de la constructora española Huarte, durante once años, pero a consecuencia de un cáncer falleció en Madrid en 1973 y con 36 años se quedó viuda. «No creo en Dios, creo en la vida»’, diría más tarde en una entrevista.

En 1974 comenzó su aprendizaje profesional en el mundo del arte cuando trabajó en la galería Fernando Guereta, pronto va ganando confianza y soltura, y los artistas se estaban convirtiendo en sus grandes amigos. A partir de 1976 comenzó a trabajar durante ocho años en la Galería Theo de Madrid, con sus propietarios el matrimonio formado por el pintor Fernando Mignoni y Elvira González. En 1985, a través del Ministerio de Cultura, fue comisaria en Bruselas de las exposiciones que España presentó en el festival de cultura española Europalia, con motivo de la entrada de España en el Mercado Común.​

En 1989 el fotógrafo Helmut Newton, una de las grandes figuras del siglo XX, australiano de origen alemán conocido por sus fotografías de moda y sus famosos retratos a “celebrities”, se fija en Lorenzo y le realiza una exquisita fotografía, que ha formado parte de la extensa producción de este fotógrafo internacional.

Lorenzo necesitaba el contacto directo con los artistas por eso se decidió a crear su propia galería de arte en 1986. Su referencia como modelo galerístico era la galería Juana Mordó. Se estableció en un local muy espacioso y luminoso en la calle Orfila de Madrid y ahí permaneció hasta su cierre. La reforma la hizo su hermano arquitecto, Ricardo Lorenzo García, con el pintor Gustavo Torner.

Inauguró la galería con el artista Alfonso Fraile, seguido de Gustavo Torner, Jordi Texeidor, Vicente Rojo, Antonio Lorenzo, Pablo Palazuelo del que fue gran amiga. Posteriormente trabajó con artistas como Tàpies, José Luis Gómez Perales, Guillermo Pérez Villalta, Miquel Barceló, Soledad Sevilla, Hernández Pijoan, Luis Gordillo, Antonio Lorenzo.

Los primeros artistas jóvenes que trabajaron con ella fueron los escultores vascos Txomin Badiola y Pello Irazu, Broto, Pedro Mora, Susy Gómez , Juan Uslé, PereJaume Victoria Civera, Íñigo Manglano-Ovalle, Jorge Galindo, José Maria Sicilia, Sergio Prego, Ana Laura Alaez, La Ribot. Muy pronto se abrió al mercado internacional participando en las mejores ferias de arte contemporáneo. Ha trabajado con artistas internacionales de reconocido prestigio como, Louise Bourgeois, artista con la que mantuvo una estrecha relación, Julian Schnabel, Ross Blecker, Tony Oursler, Robert Longo, Paul McCarthy, David Salle entre otros. Ha participado en las mejores ferias de arte europeas, como la Feria de Arte Contemporáneo ARCO de Madrid, la feria Art Basel de Basilea en Suiza y Frieze en Londres.​

En diciembre de 2012 cerró su galería que dirigió durante 26 años, ya que consideró que con su consabida autoexigencia y con una edad de 75 años, no podía entregarse al mismo ritmo y con la máxima intensidad que el trabajo con sus artistas requerían. Y aunque nunca ha sido coleccionista, a veces se quedaba con obras de artistas que creía eran importantes. Se ha exhibido una selección de ellas en el Museo de Arte Moderno de Santander y en Valencia.

Reside en un gran loft en el Madrid de los Austrias donde vive rodeada de obras de sus artistas como de Juan Uslé, Philipp Fröhlich, José María Sicilia, Victoria Civera entre otros. También conserva una escultura de la serie arañas de Louise Bourgeois (regalo de la autora). Jamás ha buscado el éxito, sin embargo, siempre le ha acompañado.

Deseaba que las obras que poseía estuvieran en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid para que las disfrute el máximo número de personas posible. Por lo que el año 2014, entregó en depósito en trámites de donación la mayor parte de su legado, 406 obras de 89 artistas.

Con la obtención del premio Arte y Mecenazo, decide, animada por sus amigos, que le escriban su biografía y se la encarga al crítico de arte Mariano Navarro y Antonio Lucas titulada Una vida con el arte. Es la primera monografía dedicada a una galerista española.

Patrona de honor de la Fundación Museo Reina Sofía.​

Premios

Entre los galardones, premios y homenajes concedidos a Soledad Lorenzo, figuran entre los más destacados:

Medalla de Oro de las Bellas Artes

Torrelaveguense Ilustre

Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid

Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Consejo de Ministros de España

Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio

 

Os esperamos

Medalla de Honor de la AEPE

A Soledad Lorenzo

Viernes 13 de diciembre de 2019

19 h.

Sede de la AEPE

Calle Infantas, 30, 2º derecha

28004 Madrid

L a V: de 10 a 14 h. y de 17 a 20 h.

Metro: Chueca, Sevilla, Banco de España (líneas 1 y 5)

Bus: 146, 2, 34

Soledad Lorenzo en el 85 Salón de Otoño de la AEPE

Soledad Lorenzo, la galerista de arte contemporáneo, referente indiscutible del mercado del arte en España en el último cuarto del siglo XX, asistió el pasado miércoles 7 de noviembre al acto de inauguración del 85 Salón de Otoño invitada por el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo.

Con gran interés siguió el acto y visitó posteriormente la exposición que hasta el próximo día 25 de noviembre hará de la Casa de Vacas del Parque del Retiro, una de las más interesantes citas culturales de Madrid.

En el transcurso de la visita, tuvieron tiempo además de comentar lo ilusionada que se encuentra con retomar el encuentro que estaba programado para el pasado día 21 de septiembre y hubo que suspender por motivos de salud, para principios del próximo año.

Su impresión general de la visita fue más que satisfactoria y así se lo hizo saber a Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, con quien comentó también otros temas.

 

Suspendidos los «Diálogos con Soledad Lorenzo»

A primera hora del día de hoy, la galerista Soledad Lorenzo ha sufrido una desafortunada caída, de la que tiene que ser intervenida quirúrgicamente, motivo por el cual debemos posponer su intervención en la sede social de la Asociación Española de Pintores y Escultores, prevista para mañana 21 de septiembre.

Todos los socios que formamos la gran familia de artistas de la Asociación Española de Pintores y Escultores, no podemos más que desearle una pronta recuperación para que lo antes posible podamos disfrutar de muchos momentos y del mucho arte que nos quedan por compartir.

Desde la AEPE queremos transmitirle toda la fuerza y energía necesarias para que pronto mejore, que unidas a su fuerza admirable y espíritu de superación y lucha constantes, harán posible que recobre la sonrisa que quienes la apreciamos, vemos en Soledad.

Este es el mensaje que el Presidente de la Asociación Española de Pintores y Escultores, José Gabriel Astudillo, le ha hecho llegar, en nombre de todos los socios y amigos que mañana esperaban a la galerista.

¡Un fuerte abrazo!

Soledad Lorenzo estará el viernes en la AEPE

Soledad Lorenzo, la galerista de arte contemporáneo, referente indiscutible del mercado del arte en España en el último cuarto del siglo XX, mantendrá el viernes 21 de septiembre, a las 19 h. en la sede de la AEPE, un encuentro que bajo el título de “Diálogos con Soledad Lorenzo”, pretende ser una animada conversación informal entre los numerosos asistentes.

Moderado por el Presidente de la AEPE, José Gabriel Astudillo, se trata de establecer un diálogo acerca del arte contemporáneo en el que conocer de primera mano, gracias a la atrayente personalidad de la galerista, la opinión de los profesionales del arte en todas sus vertientes.

En el acto, al que asistirán todos los miembros de la Junta Directiva, Mª Dolores Barreda Pérez, Secretaria General de la AEPE, realizará una breve semblanza personal de la galerista, que responderá las cuestiones que el público asistente formule.